XXV aniversario
La Adrada. Net (1999-2024)

XXII Mercado Medieval de La Adrada

Desde sus albores en 2002, el Mercado Medieval de La Adrada ha tejido un hechizo irresistible en el tapiz de eventos de esta pintoresca localidad, atrayendo tanto a los vecinos como a los viajeros que buscan un retiro temporal a épocas pasadas. Desde su aventurado comienzo, cuando la administración municipal de aquel tiempo apostó audazmente por esta iniciativa, su celebración edición tras edición ha sido siempre una oda al éxito.

Y así, un año más, con la misma ilusión de siempre, muchas personas sacaron del guardarropa sus trajes medievales para participar como público colaborador en esta singular fiesta que atrae a muchas personas hasta esta localidad cada puente de mayo, y ahora incluso con más ilusión una vez que este evento ha sido reconocido como de INTERÉS REGIONAL por la Junta de Castilla y León.

Puestos artesanales, pasacalles, actividades y talleres infantiles, exhibiciones de tiro con arco, espectáculos de cetrería, teatro callejero, torneo medieval, espectáculos de fuego y bajadas con antorchas, concierto de madrigales, conmemoraciones históricas y escenificaciones teatrales, convirtieron a este pueblo en un lugar medieval donde el buen yantar ocupó también un lugar preeminente.

La XXII edición se abrió entre nubarrones, como si el cielo amenazara con derramar sus lágrimas sobre el acontecimiento. Sin embargo, en un giro propio de la magia de antaño, los velos de las nubes se apartaron, para que un sol resplandeciente pudiera iluminar la inauguración, y así la alegría, el color y la diversión se entrelazaron una vez más creando el telón de fondo de esta entrañable fiesta.

En la segunda jornada tuvo lugar unos de los momentos más esperados dentro de la vasta programación del XXII Mercado Medieval de La Adrada, el Concierto de Madrigales de la Camerata Cantabile, dirigido por Vanessa Satur, donde se estrenó con éxito rotundo “El tesoro de La Adrada” que contó con la colaboración narrativa de su autor Francisco Rubén Pérez, así como la de Paco Nogueras y Omar Eduardo que además actuaba como solista. Fue un espectáculo meticulosamente orquestado, una maravilla en su ejecución, donde la narrativa lírica y los acordes medievales se entrelazaron, dando vida a una atmósfera impregnada de encanto y armonía.

El tercer día del mercado, bajo un cielo soleado y una temperatura agradable, se vivió nuevamente todas las sensaciones de los días anteriores, juegos para niños, espectáculos de fuego, cetrería, exhibiciones de tiro con arco, pasacalles medievales, malabaristas, pintacaras, y numerosos puestos de productos artesanos entre los que se encontraban las mejores delicias de quesos y mermeladas, así como también las carnes a la brasa, pizzas, kebabs, pasteles árabes acompañados de tés u otro tipo de infusiones, algunas bebidas tradicionales o refrescantes mojitos. Pero el punto culminante de la jornada llegó con la majestuosa procesión nocturna en la que cientos de participantes descendiendo del castillo y guiados por la luz titilante de sus antorchas, creaban una atmósfera mágica en cada recodo del camino.

El cuarto día del Mercado Medieval fue recibido con gran expectación y emoción, especialmente por un momento entrañable que marcaría un hito en la historia del evento: la escenificación de la entrada de los Reyes Católicos a la villa. Esta representación, realizada por primera vez en el mercado, evocó la histórica visita que Isabel y Fernando realizaron a La Adrada en el año 1482. Fue un momento lleno de solemnidad y reverencia, donde los lugareños y visitantes se transportaron en el tiempo, reviviendo aquellos días gloriosos de la historia medieval.

Tras el desfile multicolor que atrajo todas las miradas, se llevó a cabo la emotiva conmemoración de los 20 años de la reconstrucción del Castillo de La Adrada. En este significativo acto, la alcaldesa Dña. María del Pilar Martínez, subrayó la colaboración indispensable que hizo posible este proyecto, desde la generosa contribución de la familia García Moreno, antiguos propietarios del castillo, hasta el incansable trabajo del equipo municipal bajo el liderazgo del entonces alcalde D. Juan José Tomás, respaldado por el decidido apoyo de la Diputación de Ávila, presidida en aquel tiempo por D. Sebastian González. Además, se rindió merecido homenaje a los profesionales y voluntarios cuya dedicación y pasión fueron pilares fundamentales para que el Castillo de La Adrada se erigiera como un símbolo no solo de esta localidad, sino también de todo el Valle del Tiétar.

A media tarde se celebró un emocionante torneo medieval que revivió las épicas batallas de caballeros de tiempos pasados, arrancando aplausos y admiración de todos los presentes. Un combate con un claro ganador “el caballero de verde”, que fue aclamado con vítores por niños y mayores. Tras la función, muchos se apresuraron a tomar fotografías con los personajes, capturando así un momento para el recuerdo.

A las ocho de la tarde, la compañía teatral “LA MOVIES” brindó una soberbia interpretación de la obra “Los Comuneros”, sumergiendo al público en los intrincados pasajes de la historia medieval.

Terminada la representación anterior el fuego no se hizo esperar y a las once de la noche comenzó la “quema del castillo”, un espectáculo de pirotecnia que cautivó por completo a los espectadores.

Al finalizar, un grupo de personas se unió en una serenata improvisada entonando el “cumpleaños feliz” en honor al majestuoso monumento, que testigo silencioso de dos décadas parecía responder con un susurro de gratitud.

A continuación siete vídeos y varias páginas con fotografías, que intentan reflejar algunos momentos del espectacular XXII Mercado Medieval de La Adrada.

 

La inauguración del Mercado

El Concierto de Madrigales

La bajada con antorchas

La llegada de los Reyes Católicos

Acto conmemorativo de los 20 años del castillo

El torneo medieval

La quema del castillo

Visto 308 veces

© Copyright LA ADRADA.NET