Seleccionar página
Inicio 9 Índice de otros tiempos 9 El ferrocarril

La Adrada

Bella y cercana, en un entorno natural

 

 

 

 

 

El ferrocarril

Un tren al Valle del Tiétar

¿Se imaginan un tren que desde Madrid y haciendo parada en La Adrada, llegara hasta Arenas de San Pedro?

Esta idea es muy vieja. Ya en 1892 en un periódico de Arenas de San Pedro, La Andalucía de Ávila, se decía que “los pueblos crecen al rápido y majestuoso avance del tren…” y que el ferrocarril podría dar salida a las riquezas del Valle (maderas, aceite, cerezas…), siendo un factor fundamental para su desarrollo comercial y económico.

Una coplilla que se cantaba en 1925 decía así:

Valle del Tiétar famoso
tan hermoso y tan gentil,
¡Qué sería si tuvieses
siquiera un ferrocarril!

 

Un homenaje en vídeo a los antiguos ferrocarriles, a los viejos trenes.

Estación de Almorox

Ferrocarril Madrid – Almorox

Camino de la vías del tren (La Adrada)

Camino del trazado de las vías, en La Adrada.

Puente sobre el trazado de las vías, en La Adrada

Puente sobre el trazado de las vías, en La Adrada.

Plano ferrocarril
Puente sobre el trazado de las vías, en La Adrada

Puente sobre el trazado de las vías, en La Adrada.

 

Este tren, que nunca llegó al Valle del Tiétar, tenía por objeto facilitar el acceso a Madrid de los abastecimientos agrícolas de la zona de los valles de los ríos Guadarrama, Alberche y Tiétar, que hasta entonces se efectuaba en pesados carros arrastrados por mulas que conducían las mercancías hasta los mercados de Madrid, así como el traslado de viajeros.

Las obras comenzaron en 1887, inaugurándose el primer tramo el 15 de julio de 1891 y el siguiente el 26 de diciembre de ese mismo año.

El 14 de mayo de 1898 obtuvo la concesión para prolongar la línea hasta la localidad toledana de Almorox. Este tramo se inauguró el 28 de julio de 1901, sumando el ferrocarril una longitud total de 73,423 Km.

Posteriormente la Compañía de ferrocarril amplió sus proyectos. Uno de ellos perseguía la prolongación hacia el oeste entre Rincón y Sotillo de la Adrada; otro pretendía llevar los carriles, desde Villamanta, pasando por La Adrada y Piedralaves, hasta Arenas de San Pedro.

La situación política que desencadenó la guerra civil paralizó esos planes, que aunque iniciados nunca se llegaron a terminar, pudiéndose ver aún hoy parte del trazado en el Valle del Tiétar, por las zonas de Los Castaños de la Villa y La Solana.

 

Visto 3.033 veces