X Mercado medieval

Este año, unos 60 puestos conformaron el Mercado medieval

La apertura del Mercado tuvo lugar el viernes con las ya tradicionales palabras de bienvenida del alcalde de la localidad, D. Francisco de Pedraza

 

Pese al tiempo inestable e incluso las luvias al final de la tarde del sábado, miles de personas, entre vecinos y visitantes, recorrieron las calles de la Adrada durante el pasado fin de semana para disfrutar del tradicional Mercado Medieval. Un mercado que aunque resultó más modesto y con menos puestos que en años anteriores, ofreció al público una amplia variedad de productos más o menos artesanales. Entre los puestos más visitados, destacaban los de venta de alimentación, hierbas medicinales, golosinas, juguetes de madera y bisutería.

Los cetreros ofrecieron espectáculos con buitres, halcones, búhos y lechuzas, mientras músicos y bailarinas amenizaban las compras con melodías y danzas al son de la dulzaina, la pandereta y el tambor.


Personajes de todo tipo circulaban por el mercado, vecinos ataviados con vestimenta medieval y harapientos mendigos, asaltaban a la gente con desparpajo, contando sus penas a los sufridos viandantes. No faltaron en el Mercado Medieval, lugares donde reponer las fuerzas y remojar la garganta. Carnes a la brasa y delicias árabes conformaban una parte de la oferta medieval. Un carrusel de madera manejado de forma manual, también tuvo su espacio en el mercado para diversión de los más pequeños.

El delicioso concierto de Madrigales en el Castillo, a cargo de Ateneo Cuatro de Madrid y La Camerata Cantabile de La Adrada, puso la nota más auténtica y el broche de oro, a la X edición del Mercado Medieval de La Adrada.

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada

La Adrada