Seleccionar página

La Plaza, una nueva maqueta de Manuel Valdés

por | 22/08/2006

“Viendo viejas fotografías, hice esta maqueta, no como es ahora la Plaza, sino como era antes”.

Dice un dicho popular que es muy difícil, casi imposible, que un adradense termine el día sin haber pasado al menos una vez por la plaza, viendo y escuchando el agua que saliendo por sus cuatro caños repite incesantemente las mil historias de las que fue testigo.

Por eso, ahora, con corcho y pequeñas maderas Manuel Valdés ha querido plasmar en una nueva maqueta, la histórica Plaza de la Villa más o menos con el aspecto con la que podía contemplarse hace 40 años.

Manuel, nos recalca que hace estas cosas simplemente por distracción, porque le apetece, aprovechando esa afición artística que corre por sus venas desde niño, cuando con un cuaderno y un lápiz aprovechaba cualquier ratillo libre para ir a dibujar al campo. Ahora, jubilado, emplea parte de su tiempo para realizar con mucho cariño y paciencia, maquetas como esta de la Plaza Mayor, que hoy tiene la gentileza de mostrar a todos los visitantes de La Adrada.Net.

Al observar su obra, advertimos como Manuel ha intentado cuidar todos los pormenores. El edificio del Ayuntamiento, casi idéntico a como es ahora, salvo en el detalle de una ventana. El emblemático Comercio de la Tía Piedad, un inmueble que actualmente luce descuidado y que en la maqueta se presenta con el esplendor que tenía en aquella época. La antigua escuela, hoy Hogar del Jubilado, con algunos elementos que se desmarcan de su moderna apariencia actual.

Un carro en la casa de los Jerónimos, recordará a los más mayores el establo donde se almacenaba el pienso y que se habilitaba como toril o chiquero cuando durante las fiestas se celebraban corridas de toros, cerrándose la plaza con talanqueras de madera.

La fuente con sus cuatro caños, con una inscripción que en letras diminutas pone Ayuntamiento, año 1881, y todas las casas que rodeando el lugar han conformado y conforman la Plaza de la Villa.

Durante la noche, el ambiente nocturno queda representado con la luz de sus farolas, que también pueden verse iluminadas en esta maqueta.

La Plaza

La plaza con las farolas encendidas.

La maqueta de la Plaza, como si fuera vista desde la Calle Larga

Casas de la Plaza

La fuente con sus farolas y un carro situado en la puerta del establo

La Escuela, hoy Hogar del Jubilado

El comercio de la tía Piedad, El Ayuntamiento y la casa del Tío Talís

El comercio de La Tía Piedad

En la parte inferior a la derecha, el establo que se usaba de toril durante las fiestas

Visto 1.718 veces