La Comisión Europea ha admitido a trámite la denuncia de la Asociación Medioambiental Sotillo Verde por las irregularidades en la construcción de la carretera de Higuera de las Dueñas hasta Sotillo de la Adrada y La Adrada, que se ha ejecutado en parte sin estudio de impacto ambiental y que atraviesa zonas protegidas.
Recorte de prensa.
Fuente: Ávila Digital

Ya hay tres kilómetros asfaltados y en otro kilómetro más se han ejecutado talas de árboles, en concreto en la ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) del Valle del Tiétar, una Zona Común de Recuperación para la cigüeña negra y el águila imperial, y Área Crítica de la cigüeña negra, en el entorno del arroyo del Prado de las Callejas. Denuncian, además, que otros tramos proyectados por la Diputación afectarán a una zona protegida y al río Tiétar, sobre el que se ha proyectado un puente.
La Asociación Medioambiental Sotillo Verde sostiene que esta carretera no figura entre los proyectos sometidos a Declaración de Impacto Ambiental, por lo que entienden que se ha vulnerado la normativa europea. Es por ello que se cursaron escritos de denuncia tanto a la Fiscalía de Medio Ambiente, como a la representación de la Comisión Europea en España.
La Secretaría General de la Comisión Europea ha notificado ahora a la asociación que se ha admitido a trámite la denuncia, presentada el 17 de agosto de 2007, por la “vulneración” de la directiva 92/43, relativa a la conservación de hábitats naturales y de flora y fauna silvestre, y la directiva 85/337, sobre la evaluación de las repercusiones de determinados proyectos públicos y privados sobre el medio ambiente.

Noticia relacionada

Visto 130 veces.