Seleccionar página

Recorte de prensa
Fuente: Ávila Digital

Sebastián González fue reelegido ayer, por cuarta vez consecutiva, presidente de la Diputación Provincial, cargo que desempeña desde hace diez años. González ha destacado en su discurso de investidura la necesidad de mayor apoyo y financiación por parte de las administraciones públicas a los municipios, la “solidaridad interterritorial” y la creación de empleo para que los jóvenes permanezcan en las localidades de la provincia.
El nuevo presidente recibió dieciséis votos a favor, correspondientes a los diputados del Partido Popular. Los ocho diputados del PSOE –grupo que estrenaba portavoz, José Manuel Hernández- y el diputado de Izquierda Unida –Santiago Jiménez- votaron en blanco.
Conservar a la gente joven
La labor de la Diputación debe centrarse además, según manifestó Sebastián González en su discurso, en “anticiparnos a las demandas sociales, proponiendo proyectos innovadores”. Como uno de los graves problemas de la provincia de Ávila, González destacó el paulatino descenso de población, su envejecimiento, el estancamiento de la natalidad y la marcha de los jóvenes. A este respecto, señaló la importancia de buscar soluciones que permitan que los jóvenes “permanezcan en nuestros municipios” mediante la creación de servicios y empleos en el ámbito agrario, ganadero y en empresas agropecuarias y la necesidad de consolidar la implantación de nueva oferta universitaria.
Proyectos futuros
Por último, Sebastián González mencionó la riqueza patrimonial, artística, histórica, cultural y medioambiental de Ávila, reseñando próximos acontecimientos –como el V Centenario de la muerte de Isabel la Católica o Las Edades del Hombre-, la importancia de las pymes, el comercio y el turismo como motores de la economía. Entre los proyectos futuros, resaltó los regadíos de La Moraña, el Tren de Alta Velocidad o la construcción de la autopista Ávila-Salamanca, destacando la necesidad de infraestructuras.
Acto de constitución
El presidente de la Diputación invitó a “una representación de los diputados del PSOE e IU a formar parte de la Comisión de Gobierno”. A la constitución de la Diputación asistieron el presidente de las Cortes de Castilla y León, José Manuel Fernández Santiago y el ministro de Interior, Ángel Acebes, además de los procuradores por Ávila a las Cortes de Castilla y León, la Corporación Municipal del Ayuntamiento de Ávila, el obispo de Ávila Jesús García Burillo y los secretarios provinciales –y diputados salientes- del PSOE, Pedro José Muñoz, e IU, Serafín de Tapia.
Sebastián González comenzó su discurso ratificando la cooperación “económica y técnica” de la Diputación a los 248 municipios de la provincia, que constituyen “la razón de ser de la Diputación Provincial”. González aseveró que renueva su cargo “con renovada ilusión y entusiasmo”, y con la esperanza de recibir el apoyo de todos los diputados y de las instituciones públicas. A éstas últimas reivindicó mayor financiación y atención a las necesidades de la provincia, prometiendo estrechar las relaciones con la Junta de Castilla y León.
El presidente de la Diputación pidió además “el traspaso de competencias a la Diputación” para consolidar su labor en la provincia, prometiendo trabajar “no sólo por lo nuestro, sino ser solidarios y contribuir al desarrollo de Castilla y León”.

Visto 74 veces