Seleccionar página

Recorte de prensa
Fuente: El Diario de Ávila

Un grupo de vecinos de La Adrada han manifestado quejas por el trato recibido por la empresa de autobuses Doaldi, que cubre el trayecto entre esta localidad y la comunidad madrileña.
Según estos vecinos, el pasado domingo se vieron obligados a esperar unas dos horas al no haber plazas suficientes en el autobús con destino a Madrid, hecho que han confirmado desde el Ayuntamiento de la localidad.
Según los afectados, el incidente se produjo cuando unos 50 vecinos pretendían utilizar el autobús de las 17:05 horas, en el que no había plazas suficientes. Tras llamar a la empresa insistentemente y poner los hechos en conocimiento del alcalde adradense, finalmente acudió un segundo vehículo en el que, según los afectados y los testigos, «sólo había cinco plazas». De nuevo, afirman los afectados, se pusieron en contacto con la empresa «donde nos dijeron, con muy malos modales, que esperáramos al de las 18:40 horas».
Casi dos horas se vieron obligados a esperar bajo la lluvia unos 20 vecinos (algunos buscaron transportes particulares) para tomar el autobús, según indicaron. Por este motivo, interpusieron una reclamación en el propio vehículo.

Visto 205 veces