Seleccionar página

Recorte de prensa
Fuente: Avilared

Miguel González, de la Agrupación para el Progreso de La Adrada (APLA), que durante las últimas tres semanas ha ejercido como alcalde en funciones, fue elegido este martes regidor de este municipio, con el apoyo de tres de los once concejales del consistorio.
González fue elegido con los votos de los dos concejales de la APLA y del único representante del PSOE y anterior alcalde, Hilario Gabriel, que presentó su dimisión el pasado 8 de noviembre, por considerar que se estaba obstaculizando su acción de gobierno.
En la votación, en la que no participaron los seis concejales no adscritos -5 expulsados o expedientados por el PSOE y una por el PP-, se abstuvieron los dos ediles del Partido Popular.
El resultado de la votación es idéntico al que el 8 de noviembre de 2005 se produjo cuando fue elegido Hilario Gabriel como regidor de La Adrada, después de que su predecesor, Juan José Tomás, que concurrió en la lista del PSOE, tuviese que renunciar a la Alcaldía al ser condenado por el Juzgado de lo Penal a 9 años y tres meses de inhabilitación por un delito de prevaricación administrativa.
De esta manera, Miguel González se convierte en el tercer alcalde de este municipio, a la espera del resultado de la moción de censura que tendrá lugar el próximo 11 de diciembre, en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.
El alto tribunal obliga a convocar esta sesión, prevista para el 11 de diciembre del año pasado, tras la moción de censura presentada contra Hilario Gabriel por el grupo de concejales no adscritos, que cuentan con mayoría absoluta y que presentarán como candidata a Amelia Marrupe.
El pleno de este martes se celebró después de que fuera aplazado ayer por Miguel González, quien reconoció a avilared.com que en ambas sesiones de producían «las mismas circunstancias».
El ya regidor se basó en un «informe de la Diputación Provincial», que señalaba que los concejales no adscritos «no pueden presentar a ningún candidato» por no formar un grupo político, argumentó González.
Esta circunstancia fue la que hizo que los seis ediles no adscritos abandonaran el pleno, al considerar que se estaban vulnerando sus derechos, según comentó su portavoz, Luis Jonás Vegas.
En este sentido, Vegas hizo referencia a una sentencia del Tribunal Constitucional de 28 de octubre, que considera que «la condición de concejal va vinculada a la persona y no a un grupo».
Desde su punto de vista, lo ocurrido hoy en el Ayuntamiento de La Adrada constituye una «debacle democrática y política», al haberse «coartado los derechos de unos concejales», que iban a proponer como candidata a Hortensia Martínez, que figuró como independiente en la lista del PSOE.
Luis Jonás Vegas anunció que el próximo jueves presentarán en el Juzgado de Instrucción de Arenas de San Pedro (Ávila), dos querellas criminales contra la secretaria y el alcalde por estos hechos.
En este sentido, confió en que el pleno del próximo 11 de noviembre se celebre «en cumplimiento de una sentencia judicial».
El ya alcalde de La Adrada señaló que tenía previsto presentarse como candidato, para que el Ayuntamiento «no quedara a la deriva», a la vez que reconoció las «complicaciones» a las que se enfrenta en este puesto, ya que se encuentra en minoría.
Asimismo, dijo no entender «por qué se ponen tan nerviosos» los concejales no adscritos, ya que el próximo día 11 de diciembre se celebrará un nuevo pleno en el que Amelia Marrupe podría convertirse en nueva alcaldesa, la cuarta de este mandato tras Juan José tomás, Hilario Gabriel y Miguel González.
Durante el pleno se produjeron momentos de tensión entre los asistentes, lo que obligó a la intervención de la Policía Local.
Insertado el Martes, 05 diciembre

Visto 124 veces.
Volver