Seleccionar página

Ofrecido por La Camerata Cantabile, con motivo de la Semana Santa

La Iglesia de El Salvador de La Adrada, acogió el sábado 19 de abril un espléndido concierto de Música Sacra, que con motivo de la celebración de la Semana Santa, interpretó la Orquesta y Coro de La Camerata Cantabile, bajo la dirección de Vanessa Satur.

Fue el último de los tres conciertos que La Camerata dio este año con motivo de la Pascua; los dos anteriores se celebraron los día 12 y 13 de abril en la Iglesia de San Martín Obispo de San Martín de Valdeiglesias y en la Iglesia de los Padres Carmelitas de Talavera de la Reina, respectivamente.

La Camerata deleitó a los asistentes con música solemne, especialmente seleccionada para estas fechas de intensa actividad litúrgica, ofreciendo un panorama de la evolución de la música sacra en Europa, desde el Renacimiento hasta la era moderna.

El concierto se inició con una obra de G.Palestrina “Sicut Servus” llena de armonía y dramatismo y que fue interpretada a capella, seguida de la expresiva obra “Adoramos te Criste” de Monteverdi, ya con el acompañamiento de la orquesta.

A continuación, se interpretó el coro inicial de la maravillosa “Cantata 61″ (Nun kommt der Heiden Heiland) compuesta por J.S. Bach en Leipzig y estrenada en Weimar en 1714.

Seguidamente el “Crucifuxis” del gran Vivaldi, obra que describe el inaudito sufrimiento de Jesús al cargar su cruz hacia el Calvario.

No podía faltar Haendel, de cuya obra el” Messías”, se seleccionaron dos coros de la segunda parte, referente a la Pasión, Resurrección y Ascensión de Cristo.

A continuación se interpretó una obra orquestal – la obertura de “Las Siete Últimas Palabras de Nuestro Señor en la Cruz”, de Haydn.

Seguió el inmortal Mozart, de quien se interpretó “Misericordias Domini”, seguido de dos coros de su magistral “Requiem”: el impactante “Rex tremendae majestatis” y “Lacrimosa” llena de dolor y compasión.

Después de haber interpretado obras del Renacimiento, Barroco, y Clasicismo, el concierto se metió de lleno en el Romanticismo con “Verleih’ uns Frieden” (Otórganos la paz), bellísima obra que Mendelssohn compuso tras una visita al Vaticano, utilizando un hermoso texto de Martín Lutero.

La pieza final del concierto fue el “Agnus Dei” del “Requiem” de Fauré, hermosa y armónica obra que contempla la muerte como feliz liberación.

El público que llenaba completamente el templo y que se mostró inmensamente complacido por la audición de tan bella música, puesto en pie, premió con fortísimos aplausos la actuación de La Camerata Cantabile.

La Camerata en agradecimiento a la gran acogida de todos los presentes, interpretó dos obras más: el Requiem de la Banda Sonora Original de la película La Conjura de El Escorial, de Alejandro Vivas y “Lacrimosa”, de Mozart.

Terminado el acto musical, fueron muchísimas las personas que colaboraron con una aportación económica voluntaria para cubrir gastos, ya que por motivos de crisis, el concierto únicamente contó con un patrocinio parcial por parte del Excmo. Ayto. de La Adrada.

 

Fotos del Concierto de La Adrada

 


Fotos cedidas, del Concierto en San Martín del Valdeiglesias

 

Fotos cedidas, del Concierto en Talavera de la Reina

 

[qr-code size=”2″]

Visto 187 veces