Seleccionar página
Inicio 9 Cultura 9 Gira de Camerata Cantábile por Irlanda

Gira de Camerata Cantábile por Irlanda

14/11/2007

El embajador de España, el alcalde de La Adrada, la alcadesa de New Ross, la directora de la Camerata Cantabile, componentes de Camerata Cantabile y acompañantes, ante la residencia del embajador.

La Camerata celebró del 3 al 10 de noviembre de 2007, una gira de 6 conciertos por Irlanda en lugares como Dublín, Waterford, Wexford y New Ross

También actuó en la abadía de Duiske (una de las abadías más antiguas de Irlanda) y en Castalia Hall – una sala de conciertos que pertenece a una ONG que trabaja con niños discapacitados

El alcalde de La Adrada, Francisco de Pedraza Rivas, acompañó a la Camerata en su concierto en Dublín organizado por la Embajada de España.

La directora de La Camerata, Vanessa Satur, ha manifestado que ha sido una gira llena de satisfacciones musicales que, sin duda, ha supuesto un éxito para todos los integrantes, que hicieron gala de una interpretación músico coral excelente, a la vez que dedica un grato recuerdo al público y a las autoridades irlandesas, por todas las atenciones recibidas durante la gira musical.

Cantamos en unos auditorios excelentes con un público entregado.  Hay que reconocer que el público irlandés es muy entendido – tienen mucha cultura musical – y nos dijeron los organizadores que no es costumbre que se pongan de pie al finalizar un concierto – por eso, nos encantó que se pusieran de pie en 4 de los 6 conciertos. El programa del concierto – música española con acompañamiento de guitarra y castañuelas en la primera parte, y música de centro y sudamérica con acompañamiento de guitarra, charango, y percusión (bongo, claves, maracas, guiro y pandereta) – les complació enormemente por lo novedoso. Era quizás la primera vez que muchos asistentes escuchaban ese repertorio. Les encantó también lo vistoso del vestuario

Crónica de los ocho días de gira musical de La Camerata Cantabile por Irlanda.
Por Vanessa Satur
Llegamos a New Ross, localidad donde nos hospedaríamos durante los 8 días en Irlanda el viernes, 2 de noviembre, con la primera anécdota – no llegó uno de los instrumentos musicales – el bongo. Mientras la compañía aérea lo localizaba, tuvimos que hacer la primera actuación sin él.

 

PRIMER DÍA

Por suerte, el primer concierto fue en Castalia Hall en la localidad de Ballytobin y como es un campamento de musicaterapia, los organizadores nos prestaron un bongo para el concierto. Castalia Hall pertenece a una ONG internacional llamada Camphill Community. Esta ONG trabajaba con niños discapacitados usando todos las vías artísticas (pintura, escultura, y música) para su formación. También son campamentos ecológicos – produciendo su propia comida y hasta la calefacción con biogas. La ONG en Ballytobin se dedica a la musicaterapia y tiene un auditorio octagonal, hecha completamente de madera, que tiene una acústica impresionante. También, con el sistema de biogas, mantiene una humedad y temperatura constante que hace que muchas orquestas de Irlanda guarden instrumentos musicales allí para su mejor conservación. Muchos conciertos benéficos se celebran en ese auditorio con grupos nacionales e internacionales.

SEGUNDO DÍA 
Abadía de Duiske

El segundo concierto fue el domingo, 4 de noviembre donde la Camerata cantó en la Abadía de Duiske. Es la abadía cisterciense más antigua de Irlanda y fue construido en el S XI. Primero cantamos la misa – un repertorio de himnos de compositores españoles como Tomás Luis de Victoria y Cristóbal de Morales. Después de la misa, ofrecimos el concierto. La abadía estaba llena a rebosar – aproximadamente unas 250 personas.

Durante la misa
Segundo concierto. Abadía de Duiske, 4 de noviembre
Parte de nuestro público
Cantando la misa
Concierto de la Abadía
Una vista del pueblo de la Abadía – Graiguenamanagh.
La abadía al fondo a la izquierda

TERCER DÍA

El tercer día – lunes, 5 de noviembre, fue nuestro único día libre.  Fuimos a hacer una visita turística a Kilkenny y esta es la foto del grupo (coro y acompañantes) delante del castillo de Kilkenny.

Se me olvidó deciros que la compañía aérea encontró el bongo el mismo sábado (3 de noviembre) pero como estábamos a 3 horas de Dublín, no nos lo podían bajar hasta el martes, 6 de noviembre.
La empresa de autobús que alquilamos para hacer todos los desplazamientos tuvo que subir a Dublín el domingo (4 de noviembre) por la mañana a dejar unos viajeros así que ya pudimos disfrutar de nuestro bongo para todos los conciertos restantes incluído el concierto de la Abadía.  Fue muy gracioso – fue llegar a la Abadía a las 10 de la mañana y había una bolsa enorme azul a pies del altar y llega Sor Cora (directora del Coro de la Abadía) y nos dice – “esto es para vosotros.  Me lo han entregado para vosotros”.  ¡¡Era digno de ver su cara cuando la abrimos y sacamos un bongo!!


CUARTO DÍA

Iglesia de St. Mary y St. Michael  de New Ross
El martes, 6 de noviembre (4º día de la gira) era una de las más  importantes.  Nosotros estábamos alojados en New Ross, localidad normanda  que celebra sus 800 aniversario este año. Llevan un año de programas culturales para celebrar dicho evento y el programa de celebración fue inaugurada por la Presidente de Irlanda.

Nosotros fuimos la actuación internacional para el mes de noviembre. El Ayuntamiento de New Ross tuvo mucho detalles con nosotros. Primero, izó la bandera española con la de Irlanda en nuestro honor en el Ayuntamiento. Nos ofreció una recepción en el Ayuntamiento donde hubo discursos de  bienvenida por parte de la alcaldesa de New Ross, Ingrid O’Brien, y un discurso de agradecimiento por mi parte. Hubo también intercambio de  regalos.

El concierto fue celebrado en la Iglesia de St. Mary y St. Michael de New Ross. Primero, actuó el coro de New Ross (con unos 50 miembros) que cantaron una canción sobre la construcción de la muralla del pueblo. Después actuamos nosotros con un público entregado.

Quisiera aprovechar este momento también para hablar de nuestros acompañantes. Fueron incansables en su apoyo y prestaron todo tipo de ayuda.
Marta Martínez (hija de Marta Martín, soprano de la Camerata) es bailarina profesional. Accedió amablemente en bailar durante una de las obras de la segunda parte (música latina) – un toque precioso al concierto. Emiliana Rueda (peluquera de profesión y mujer de Jaime Esquerdo, presidente  de la Asociación de la Camerata Cantabile), me peinó para todos los conciertos, a veces en situaciones muy dificiles como hacerme un moño en el  autobús o en una de las salas de la Galeria Nacional de Dublín).
Justo López, que tuvo la amabilidad de ser el responsable de grabar todos los conciertos con la cámara de video. Antonio Martínez que fue designado fotógrafo oficial de la gira.
Todos los acompañantes aguantaron todos los ensayos y conciertos, siendo los primeros en aplaudir y animando al público con sus gritos de “Bravo” (con acento inglés incorporado – estuvieron ensayando y todo!!) y “Arish” (“Otra” en céltico).

Foto del grupo delante del castillo de Kilkenny
El coro con la Alcadesa de New Ross y su junta directiva en la recepción ofrecida por el Ayuntamiento
La Alcadesa con el regalo que la hizo la Camerata

Las banderas españolas e irlandesas izadas en el Ayuntamiento de New Ross

El coro delante del Ayuntamiento de New Ross con la bandera española
Actuación de New Ross
Actuación de New Ross
Actuación de New Ross
Catalina Alba (contralto) y Jaime Esquerdo (bajo) bailando una jota en una de las propinas (La Sinda) al final del concierto

QUINTO DÍA

Wexford. Hospital e Iglesia de St. Iberius .
Por la mañana del 7 de noviembre (miércoles), el coro hizó una visita turística a Waterford (la cuarta ciudad más grande de Irlanda) donde el Ayuntamiento nos pidió que hiciéramos un pequeño recital en el hospital de la ciudad. Por la tarde, actuamos en la Iglesia de St. Iberius en la ciudad de Wexford.

Wexford tiene una gran tradición musical y organiza anualmente un festival  internacional de ópera. La iglesia de St. Iberius es uno de sus principales auditorios con reservas para actuaciones hechas con meses de antelación. Nuestro concierto fue patrocinado por la consejería municipal de cultura de Wexford.

Durante este concierto, ocurrió otra anécdota. Uno de los miembros del coro se enfermó y lo tuvieron que trasladar a urgencias al hospital de Wexford.
Dos acompañantes del coro, más John Enright (el organizador de la gira) lo acompañaron ya que la Camerata tuvo que seguir con la actuación. Volvieron a New Ross por la madrugada con la información de que le tenían que tratar en el hospital de Waterford (el mismo hospital donde habíamos cantado esa misma mañana). Gracias a Dios, nuestro compañero Enrique se recuperó bien y el tratamiento que recibió por parte de los médicos y enfermeras en  Waterford fue excepcional.

¡Quién hubiera imaginado que tendríamos que volver allí el día siguiente con uno de los miembros del coro como paciente!

Vanessa mostrando el cartel del concierto de Wexford
Actuación en el hospital de Waterford – concierto benéfico.
Preparando el ensayo
Un momento de la actuación
Otro momento de la actuación se ven a los cantantes tocando bongo, maracas y guiro.

SEXTO DÍA
Galería Nacional de Dublín

El jueves 8 de noviembre fue si duda el día más importante de la gira.
Por la mañana, subimos a Dublín y disfrutamos de unas breves horas para hacer un poquito de turismo por la ciudad.
A las cuatro de la tarde, S.E. el embajador de España en Irlanda, Sr. D. José de Carvajal Salido, tuvo la amabilidad de ofrecernos una recepción en su residencia. Nos acompañaron para este evento el alcalde de La Adrada,  S.E. D. Francisco de Pedraza Rivas (que vino desde España para acompañarnos ese día) y la alcaldesa de New Ross, S.E. Dª Ingrid O’Brien.
Hubo unos breves discursos: de bienvenida por parte del embajador, de orgullo por la Camerata en esta gira por parte del alcalde de La Adrada, de orgullo de poder acoger a la Camerata en los 800 aniversario del pueblo y del interés por el hermanamiento entre dos pueblos por parte de la alcaldesa de New Ross, y de agradecimiento a las tres autoridades por parte de la directora de la Camerata. También hubo intercambio de regalos.

La gira a Irlanda se centraba en la parte sureste del país. De todas maneras, teníamos muchas ganas de poder actuar en Dublín. Así que nos pusimos en contacto con la Embajada de España, y el embajador. Se mostró celebración de la diversidad y riqueza de la música y cultura española.

Pero no pudimos imaginar en ningún momento la trascendencia que podría tener este concierto. Hay que reconocer que el embajador apostó muy fuertemente por nosotros. Se reunió con los embajadores de Argentina, Brasil, Chile, Cuba y Méjico y juntamente decidieron organizar el concierto en la Galería Nacional de Dublín. El público asistiría bajo estricta invitación.

Entre los invitados estaban los embajadores y altos funcionarios de las misiones diplomáticas en Irlanda así también autoridades de la vida política, institucional, cultural y religiosa de Irlanda como el presidente de la Corte, el arzobispo de Dublín, el nuncio Apostólico, la consejera del Primer Ministro y un largo etcétera.

Al finalizar el  concierto, el embajador de España, conjuntamente con los embajadores colaboradores, ofreció una recepción en la Sala Barroca de la Galería Nacional para todos los invitados.

De parte de la Camerata Cantabile, quisiéramos manifestar nuestra más sincero agradecimiento al embajador y sus compañeros en la Embajada por su gentileza, hospitalidad y apoyo a nuestra gira y por la noche memorable que nos dieron en Dublín.

También quisiéramos agradecer al alcalde de La Adrada – hasta el último minuto no estaba seguro que pudiera acompañarnos en Irlanda un representante del Ayuntamiento de La Adrada, por razones de trabajo. Nos encantó que al final pudiera acudir al concierto de Dublín.

Una de las razones que la Camerata estuviera hospedada en la localidad de New Ross durante su estancia en Irlanda fue por el interés que tienen en hermanarse con La Adrada.
Durante la noche de Dublín, los dos alcaldes aprovecharon la oportunidad para intercambiar las primeras impresiones sobre el posible hermanamiento.

El embajador de España, el alcalde de La Adrada, la alcadesa de New Ross, la directora de la Camerata Cantabile, componentes de la Camerata Cantabile y acompañantes, ante la  residencia del embajador.

Momento del discurso de bienvenida del embajador de España

Entrega de un libro sobre La Adrada al embajador por parte del alcalde de La Adrada

Entrega de un obsequio al embajador, por parte de la Camerata Cantabile

Las tres autoridades
Ensayando en la Galería Nacional con los nervios a flor de piel

El embajador da la bienvenida a los invitados y presenta a la Camerata Cantabile

Comienzo de la actuación
Un momento de la segunda parte
Una vista del público y la sala
Un instante de la recepción posterior al concierto en la Sala Barroca de la Galería Nacional
Los dos alcaldes brindando por el posible hermanamiento
La Camerata con los seis embajadores anfitriones y los dos alcaldes

Una copia de la invitación. El texto dice lo siguiente:
Los Embajadores de Argentina, Brasil, Chile, Cuba, Méjico y España.
Solicitan el placer de su compañía en un concierto de música española y latinoamericana que será ofrecida por el coro Camerata Cantabile.
Jueves, 8 de noviembre a las 19:00h en la Galeria Nacional de Irlanda (Sala Shaw)
Y a una recepción posterior en la Galeria Barroca.

SÉPTIMO DÍA
Catedral de Christchurch

Sin darnos cuenta, ya llegábamos al último concierto de la gira – en la Catedral de Christchurch en Waterford (la 4ª ciudad más grande de Irlanda).
A lo mejor conscientes de que estábamos cantando todas las obras por última vez, fue nuestro mejor concierto en calidad de la actuación.
Después del concierto, volvimos a New Ross y la Camerata ofreció una cena (seguida, por supuesto, por una fiesta a la española) para todos los colaboradores de nuestra gira. La cena fue amenizada por la actuación de un grupo tradicional de música celta.

Si esta gira ha sido un éxito es por la grandísima gestión y generosidad de John Enright. Un conocido de uno de los miembros de la Camerata, se ofreció a organizar la gira negociando todas las actuaciones y ocupándose del hotel y los traslados en autobús. Se encargó de promocionar los conciertos y de asegurar de que actuábamos en los mejores auditorios de esta parte de Irlanda. Y si eso no fuera todo, se encargó de organizar visitas turísticas para nosotros y todo eso sin recibir ninguna remuneración.

Nunca tendremos palabras suficientes para agradecerle la oportunidad que nos dio de visitar su bellísimo país, pero encima pudiendo hacer lo que más nos gusta – hacer música.
La gira se ha terminado pero queda en nuestras mentes memorias inolvidables no solamente en lo que a la música se refiere y de los paisajes preciosos de Irlanda, si no de risas y bromas, tertulias en el bar del hotel hasta las tantas acompañadas de buenas pintas de Guiness, bailoteo y palmas en las comidas y cenas – en fin, la oportunidad de conocernos mejor y de consolidar la amistad que nos une como grupo.

Cartel del concierto de Waterford
Haciendo la entrada al escenario
Un momento de la actuación
Otro momento de la actuación
El grupo de música tradicional celta que amenizó la cena
Los irlandeses enseñándonos a bailar la giga
Nosotros intentando seguirles (no con mucho éxito como se ve)
Mostrando a John Enright y a su mujer Maureen el cariño que les tenemos

Visto 305 veces