LA ADRADA
Bella y cercana, en un entorno natural

La Adrada.Net

Web decana de La Adrada

La Adrada.Net

Web decana de La Adrada

La revista La Aventura de La Historia en su número 55, ha publicado un espléndido artículo de Luis de Mora-Figueroa, profesor titular de Cultura material de la Edad Media en la Universidad de Cádiz. Repasa la historia del castillo, encuadrado en la época Trastámara, en el contexto de las luchas nobiliarias y concejiles con la Corona.
Si bien desde el punto de vista institucional el Señorío de La Adrada figuraba a fines del siglo XIV entre las posesiones de Don Ruy López Dávalos y, treinta años más tarde, en las de Don Álvaro de Luna hasta su ejecución en 1453, y en las de su viuda, “La Triste Condesa” hasta 1463, ninguna estructura defensiva de las actualmente visibles debe corresponder a las etapas de estos titulares, sino más bien a la de don Beltrán de la Cueva, Duque de Alburquerque, que a partir de 1465 adquiere por donación regia este y otros señoríos no lejanos, como El Colmenar de las Ferrerías, que pasaría a denominarse Mombeltrán, tras la construcción de la notable fortaleza epónima, entre 1465 y 1476 aproximadamente, cambio toponímico con precedentes como el de Gaete por Belalcázar tras la construcción de la imponente fortaleza cordobesa de los Sotomayor.
Diversos miembros del linaje de los Alburquerque debieron obrar amplias mejoras en la fortaleza, particularmente don Antonio de la Cueva y Mendoza, cuyas Ordenanzas de 1500 establecen que ciertas penas y multas por infracciones se destinarán a “las obras del Castillo”.
Dada la extraordinaria calidad de este artículo se recomienda la lectura del ejemplar Nº 55 de La Aventura de La Historia, disponible en las librerías de la localidad. Este artículo se completa con un magnífico desplegable sobre la fortaleza, que se utilizará en el futuro como centro de interpretación histórica y como muséo. “

Visto 105 veces