Seleccionar página

Recorte de prensa
Fuente: El Diario de Ávila

La Adrada acogió, un año más, un acto tradicional que se repite año a año, como fue el evento de Índole social en la finca El Molino, con la invitación multitudinaria al pueblo, autoridades, civiles y religiosas que cada año ofrecen sus propietarios el barón y la baronesa de Grado, Macarena Chávarri y Martín del Valle.
Cada verano se reúnen en esta finca, casi una sucursal asturiana, lugar de procedencia del barón, una multitud de personas para confraternizar y pasar una velada agradable.
Unidos a los vecinos de La Adrada, se reúnen gentes de los pueblos limítrofes, Piedralaves y Sotillo, y por una tarde noche, los tres pueblos se hacen uno solo para compartir los generosos aperitivos que se extendían por todas las mesas y que es ocasión propicia para los saludos, cambios de impresiones y la distensión.
Una vez más, se repite el acontecimiento social, ya con el rango de tradición, donde sólo se respira alegria, saludos y encuentros.
Los anfitriones que como de costumbre estuvieron atentos al más mínimo detalle, se les vieron felices con todos sus invitados, que era el objetivo deseado por todos.

Visto 657 veces