Seleccionar página

Estoy anonadado.
Ayer por la tarde, a eso de las ocho y cuarto, fui a buscar a mi hijo al pabellón de deportes. Cual es mi sorpresa que durante la espera, había un grupo de “chavales”, entre 16 y 20 años aproximadamente, jugando al balón en las instalaciones exteriores del instituto.
No es eso lo malo, si no que dichas personas jugaban al frontón con las persianas de las ventanas, suerte que estaban bajadas, si no ahora habría muchos cristales rotos. Parece mentira que esos personajes campen a su aire, rompiendo todo lo que se les pone al paso y haciendo de las suyas a sus anchas.
No se los puede llamar la atención porque si lo haces precisamente llegarás al enfrentamiento con ellos. ¿Los dejaran hacer eso mismo en sus casas?, supongo que no porque sus respectivos familiares les llamarían la atención. Les ha hecho algún daño la persiana o persianas, pared, focos, farolas y demás enseres que hay en el recinto del instituto, yo creo que no…. entonces por qué tienen que ir a destrozar un material que es para nuestros hijos, su aprendizaje, su cultura, su saber estar, su educación cívica.
Estos personajes no tienen ningún respeto por la propiedad ajena, ya es hora que alguien tome cartas en el asunto, ¿o es que la cuenta bancaria del instituto o del Ayuntamiento está tan sobrada de dinero que puede permitirse el lujo de cambiar las persianas, cristales, focos, etc. del instituto o de cualquier otro sitio de este pueblo sin que haya más que decir al respecto?
El Instituto se mantiene gracias a los impuestos que se pagan en La Adrada y en el resto del país, pero una gran parte de ese mantenimiento lo lleva el Ayuntamiento, entonces por qué no se tienen en consideración las cosas que tenemos. Debemos ser un poco más cívicos y procurar que ese tipo de personajes no campen a sus anchas por todos los lados de este pueblo.
Después de roto ya no tiene arreglo, los que lo rompen se “van de rositas” y el arreglo lo pagamos entre todos.
Saludos
Schwark

FIN del comentario.

Visto 84 veces