Excursión a: “LA PEÑA ROMANA DE CENICIENTOS

Un documento de Conchi Roldán y Juan Luis Calzado.
Miembros de la Asociación de Amigos de La Adrada, Tiétar, Valle y Montaña.
Distancia desde La Adrada: 21,8 kilómetros (para hacer con vehículo la mayor parte)

Recomendable en: primavera u otoño, ya que en verano hay pocas sombras y en invierno puede estar impracticable el camino.

La Adrada - Rutas de la Asociación de Amigos de La Adrada, Tiétar, Valle y Montaña

Pincha sobre el plano para ver a mayor tamaño

 

Tomaremos la C-501 hasta Sotillo y en la gasolinera nos desviamos en dirección a Cenicientos. Sin entrar en este pueblo y siempre por la carretera, a la salida del mismo veremos un cartel que indica dirección a ALMOROX (a nuestra izquierda). A 4 kilómetros y 200 metros, veremos a nuestra derecha un vertedero. Estaremos atentos, porque el primer camino a la derecha (que incluso puede estar cerrado con una cuerda para vehículos), es el inicio de nuestra ruta a pie. Dejaremos el coche en un pequeño ensanche al lado del mismo.

Tomaremos un camino que avanza al principio entre pastizales y algunas rocas pequeñas y observaremos algunos caminos que parten del nuestro, a la derecha. Todos ellos se obvian y lo primero que cruzamos es un arroyo que en verano va seco y puede pasar inadvertido porque es linde con una finca.

Llegado a un punto, el camino se acaba. Nos toparemos con una valla de piedras y matojos (fácilmente salvable). Tras atravesarla, nos adentramos en una zona de viñas y algunas higueras. Seguimos avanzando de frente, mientras vemos que ya aparecen algunas formaciones grandes de rocas. Un centenar de metros más adelante, se intuye otro arroyo a la derecha y unas cabañas de pastores, construidas aprovechando las rocas. En una de ellas, se puede observar que hay unos huecos circulares, dónde en tiempos se ponían unas vigas de lado a lado para atar las caballerías.

A partir de este momento, estaremos atentos, porque a un centenar de metros llegaremos a la piedra objeto de nuestra excursión, a la que hay que bordear ya que la inscripción se encuentra a espaldas del camino que traemos.

La piedra de unos 3 metros de altura, tiene tres figuras romanas (aún se distinguen los pliegues de las túnicas) y hay diversas versiones sobre si fue un monumento funerario o un altar erigido a alguna deidad romana. En cualquier caso y a pesar del deterioro de los siglos, dado su enclave y magnitud resulta impresionante.

Delante de esta piedra, hay otra a unos 3 metros, que por su forma recuerda a los Toros de Guisando. No sabemos si será tallada por el hombre o simple capricho de la Naturaleza. También se han encontrado algunas tumbas antropomorfas, por lo que es bastante probable que en esa zona hubiese un poblado romano de cierta importancia, toda vez que es fácil encontrar entre los surcos de las viñas, restos de cerámica antigua. Por último, decir que desde la piedra y mirando a la dirección que hemos traído, puede verse arriba el vertedero, por lo que resulta fácil retomar hasta dónde dejamos el vehículo.

La Adrada - Rutas de la Asociación de Amigos de La Adrada, Tiétar, Valle y Montaña

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Email this to someone