La Adrada, con una superficie de 58 km2, se encuentra en el macizo oriental de la Sierra de Gredos y en pleno corazón del Valle del Tiétar, a 623 metros sobre el nivel de mar, a 85 km de Ávila Capital y a 95 km de la Puerta del Sol de Madrid.

Cuenta con una población cercana a los 3.000 habitantes, si bien en la época estival puede fácilmente triplicarse el número de residentes.

Pertenece a la Comarca de Arenas de San Pedro.

Desde su castillo se divisa, una villa rodeada de verdes montañas que revive su pasado señorial, y una gran parte del Valle del Tiétar.

Por su territorio discurren el río Tiétar que nace en Santa María del Tiétar, y el río Escorial que partiendo del Puerto de Navaluenga, fluye por las gargantas de Valdeloja y Los Hornillos.

El punto más alto de su término municipal es el pico de la Escusa que con sus 1959 metros de altura, es un inmenso mirador desde donde se puede disfrutar de vistas impresionantes.

Bosques, praderas, gargantas y riachuelos conforman un exuberante paisaje natural rico en flora y fauna, que invita a la evasión y al descanso.

La Iglesia parroquial de El Salvador (s. XVI), La Ermita de la Virgen de la Yedra y el Castillo Álvaro de Luna, así como varios puentes, algunas muestras de arquitectura tradicional – como La Casa del Tío Talís -, y las ruinas de sus numerosos molinos, son testigos del paso de los siglos.

Share on Facebook126Tweet about this on Twitter0Email this to someone