Excelente participación, tiempo apacible e interesante recolección de ejemplares, notas destacadas de la jornada

El pasado sábado 31 de octubre, convocado por las asociaciones Amigos de La Adrada y Amigos del Jardín Botánico, se celebró en esta villa, una nueva edición del “Día de la Seta”, una jornada campestre para practicar la forma correcta de recolectar setas, tratando de distinguir sus diferentes especies.

El encuentro que como siempre comenzó con la quedada en la plaza del Riñón y la formación de varios grupos de salida al campo, formaba parte de los actos organizados por el Ayuntamiento de La Adrada con motivo de la Feria de Todos Los Santos 2015.

Con buena temperatura, sin lluvia y con la participación de varias decenas de personas, el día transcurrió muy bien, cumpliéndose los objetivos de la excursión: pasear por el campo, vivir la naturaleza, respirar aire puro, recolectar ejemplares y aprender algo sobre setas, que para muchos son un delicioso manjar y para otros un producto que cuando no es bien conocido engendra desconfianza, por ser algunas de sus especies altamente tóxicas; es por ello que una de las cosas sobre las que se insiste en estas jornadas, es que se deben consumir únicamente aquellas setas que se sabe con toda certeza que son comestibles, rechazando las que ofrezcan alguna duda de identificación.

Cabe destacar la desagradable sorpresa de participantes que encontraron muchas zonas del campo repletas de hoyos, como si hubieran sido invadidas por ejércitos de jabalíes, hallando también ejemplares no comestibles pisoteados. Todo esto ocurre, cuando ya todo el mundo debería saber que si se abre un agujero al coger una seta hay que volverlo a tapar, y también que se deben respetar los ejemplares que no se conocen, los no comestibles y los tóxicos, ya que cada uno de ellos ejerce su función en la naturaleza.

A lo largo de la jornada muchas personas se acercaron al Edificio Polivalente para recabar información del Director del Jardín Botánico Axel Mahlau y de otros expertos micólogos sobre los hongos recogidos y mostrados en la exposición, comestibles algunos, interesantes otros, y también sumamente curiosos, como la seta del olivo que en la oscuridad es luminiscente.

La exposición contó con la presencia de Enrique Fernández Villamor, Presidente de la Federación de Asociaciones Micológicas de Castilla y León y biólogo de la Diputación de Ávila que se refirió a cosas muy interesantes, tales como la importancia de la micología como recurso en nuestros pueblos y el valor gastronómico que tienen las setas.

 


Axel Mahlau Enge con Enrique Fernández Villamor.

Fotografías: Conchi Roldán

 

 

 

Total de visitas: 319