Seleccionar página

El Juzgado de lo Penal considera que se ha producido un “delito continuado de prevaricación administrativa”.
La sentencia absuelve a ambos de los delitos continuados de coacciones, injurias y contra la integridad moral.
El actual alcalde del municipio ha expresado su intención de recurrir ante la Audiencia Provincial un fallo que a su juicio les da la razón a los dos acusados y se la quita a la secretaria.

Recorte de prensa
Fuente: Ávilared

El Juzgado de lo Penal ha condenado al alcalde de La Adrada (Avila), el socialista Juan José Tomás, y al ex-alcalde de esta localidad, Javier Cacho, a nueve años y tres meses de inhabilitación y a pagar a la que fue secretaria del Ayuntamiento, Isabel Llanes, 6.000 euros de indemnización.
El fallo al que ha tenido acceso avilared.com les considera “autores directamente responsables, cada uno de ellos, de un delito continuado de prevaricación administrativa” y les obliga a pagar a Llanes 6.000 euros “en concepto de daños morales”.
La sentencia absuelve a ambos de los delitos continuados de coacciones, injurias y contra la integridad moral.
Llanes presentó una querella criminal en 2000 contra ambos por “presuntos delitos continuados de prevaricación, coacciones e injurias”, por considerar que había sido relegada en su puesto de trabajo desde 1998, cuando Cacho, entonces del PP, se convirtió en alcalde de esta villa de 2.500 habitantes tras ganar una moción de censura contra un alcalde de su propio partido, con el apoyo del PSOE.
Un año después, Tomás se convirtió en regidor gracias al apoyo de un concejal del PP y de Javier Cacho, que se presentó por un partido independiente.
En las últimas elecciones municipales el PSOE obtuvo la mayoría absoluta y Juan José Tomás se convirtió en alcalde del municipio, mientras que Javier Cacho dejó de formar parte del consistorio.
Coincidiendo con estos hechos, y a raíz de unas críticas públicas vertidas contra el secretario de Organización del PSOE abulense en el proceso de elección de diputados provinciales, Juan José Tomás fue suspendido de militancia por el Partido Socialista de Avila, aunque actualmente se encontraba a la espera de que esta decisión fuera ratificada por el Comité Federal de la formación, según ha explicado el secretario provincial socialista, Pedro José Muñoz.
En este sentido, ha comentado que tras conocerse la sentencia, el Comité de Etica del partido “tomará razón” de la misma y rubricará su expulsión.
Respecto al fallo, reconoce que no es una sentencia firme y que Tomás “tiene derecho a recurrir”, si bien “resulta complicado justificar su continuidad en el cargo” tras ser condenado en primera instancia, ha comentado.
El actual alcalde del municipio ha expresado su intención de recurrir ante la Audiencia Provincial un fallo que a su juicio les da la razón a los dos acusados y se la quita a la secretaria, que desde su punto de vista realizó “un montaje para eximirse del expediente que le fue abierto”.
Isabel Llanes solicitaba cuatro años de prisión, diez de inhabilitación y una indemnización de 90.600 euros, por daños morales, después de que la rebajaran el sueldo y la “quitaran el despacho”.
Según Tomás, la sentencia se refiere a una “actitud administrativa” de los dos alcaldes, al adoptar acuerdos cuya ilegalidad desconocían por falta de asesoramiento de la secretaria, quien a su juicio realizó “dejación de funciones”.
En este sentido considera que aquellas decisiones fueron adoptadas “por acuerdo de pleno”, por lo que otros cuatro concejales deberían ser condenados por los mismos hechos.
Isabel Llanes, que hasta 2000 ejerció como secretaria del consistorio de La Adrada, donde estuvo 8 años, se mostró “contenta” con un fallo que no sabe si la compensa de “los malos momentos” que ha tenido que pasar.
Desde hace cuatro años ejerce como secretaria en una agrupación de municipios integrada por La Colilla, Casasola y Martiherrero.

Visto 376 veces