Seleccionar página

El Pleno de La Adrada no trató ninguna cuestión de confianza al actual alcalde

Recorte de prensa
Fuente: El Diario de Ávila

El Pleno del Ayuntamiento de La Adrada, convocado de forma extraordinaria y urgente, finalmente no trató ninguna cuestión de confianza al alcalde socialista Juan José Tomás, condenado por un delito continuado de prevaricación administrativa. La sesión se celebró en el edificio polivalente, a las 20,30 horas.
Tomás Esteban aclaró que «no se trata de una moción de confianza. No se ha votado y por lo tanto, no hay viso de ilegalidad». Sin embargo, en la convocatoria, se incluía en el punto tercero del orden del día «cuestión de confianza planteada por la Alcaldía».
Al inicio del Pleno pidió al secretario del Ayuntamiento adradense el informe para confirmar la legalidad de la sesión. El secretario indicó que «se ha hecho el pronunciamiento de Pleno sobre la urgencia, que se recoge que el alcalde podrá plantear al Pleno una cuestión de confianza vinculada a la aprobación o modificación de cualquiera de estos asuntos: presupuestos generales, reglamento orgánico, ordenanzas fiscales y planeamiento general» y además expresó que «la cuestión de confianza presentada en el pleno de 23 de febrero de 2005 no responde a los supuestos anteriores, por lo que sus efectos deben vincularse a la esfera política nunca a la jurídica. Conclusiones: no puede producir ningún efecto jurídico al no encontrarse contenida en ninguno de los supuestos recogidos» por la ley.
Por tanto, la cuestión de confianza no fue tal, puesto que no fue votada por ningún concejal y el socialista Juan José Tomás Esteban únicamente realizó una exposición de la situación por la que atraviesa sin tomar ningún acuerdo.
El alcalde condenado del PSOE también quiso dejar claras sus intenciones señalando que «quiero que La Adrada sepa que hasta el último día que pueda ser alcalde, y cuando lo digo es con el refrendo de mis concejales que son quienes me han hecho alcalde, voy a seguir siéndolo», indicó. Y apuntó también que «tengo las vías jurídicas y legales para poder seguir siendo alcalde».
Además señaló que «creo y me merezco, tanto mis concejales como yo, el respeto de la vía democrática de esperar a que las cosas que tengan que pasar, pasen» y aseveró que «lo único que quiero transmitir es que tenemos una gran ventaja, la de que la vía judicial llegue a su curso, para bien o para mal».
A este respecto, el regidor adradense también apuntó «que hay gente que viene a invertir a La Adrada mucho dinero y nosotros no podemos permitir que ciertas personas transmitan lo que van diciendo, porque aquí no hay desgobierno».
También quiso reparar en que «el día que no esté, habrá otra persona que me sustituirá en el partido y estará aquí, en el grupo de Gobierno, y esto seguirá funcionando, porque estos son programas, son ideas y son grupos de trabajo, y se encuentran por encima de las personas». «Vamos a seguir hasta el último día», sentenció el regidor condenado por la Audiencia Provincial, que se emocionó ante un salón de Plenos que le aplaudió. Por unos momentos, tuvo que detener su intervención. Por último, pidió disculpas por haberse dejado llevar por las emociones personales.
En la sesión plenaria también se aprobó una moción sobre el abastecimiento de agua en el Valle del Tiétar, un acuerdo alcanzado jornadas antes por nueve alcaldes del Alto Tiétar para reclamar la ejecución del Plan Hidrológico Nacional en la provincia abulense.

Visto 191 veces.
Volver