Seleccionar página
LA ADRADA

Se encuentra en el macizo oriental de la Sierra de Gredos y en pleno Valle del Tiétar. Está a 623 metros sobre el nivel de mar, a 80 km de Ávila Capital y a 98 km de la Puerta del Sol de Madrid. Cuenta con una población cercana a los 3.000 habitantes, si bien en la época estival puede fácilmente triplicarse el número de residentes.

Pinturas y pintores de La Adrada

Galería de José Luis López Martínez

Cabezuelo, años 70

Con respeto y admiración, mostramos en esta ocasión una parte de las obras de José Manuel López Martínez, que ha plasmado con sus pinceles muchos bellos rincones de La Adrada y su entorno, con una pintura colorista muy personal, rememorando momentos, paisajes y retratos, que parecen parados en el tiempo.

Gracias José Manuel, por compartir una pequeña muestra de tus cuadros con los visitantes de esta página.

 

Breve autobiografía

Mi nombre es José Manuel López Martínez. Nací en La Adrada un 24 de Marzo de 1954. Aquí he vivido siempre, exceptuando el tiempo de “la mili” (como entonces se llamaba). Me “tocó“ Melilla, los años 75/76, cuando la famosa Marcha Verde. Toda mi vida laboral, la dedique al comercio, carnicería y librería (Librería Lara). Mi niñez la pasé entre la escuela y el campo, con ovejas, vacas y toros, ya que mi padre, Manuel y mi abuelo Paco, dedicaron toda su vida al ganado. De aquí vienen dos de mis grandes aficiones, montar a caballo y mi amor al campo.

En el campo con los animales, al tener mucho tiempo libre y como no había móvil (afortunadamente), cogí gran afición por la lectura. Hoy una de mis grandes pasiones.

A mi madre, Milagros, la hablé del Circulo de Lectores y me hizo suscriptor o socio (no sé como se llamaba entonces). Ahí vi los primeros libros de pintura y aquello empezó a gustarme.

Vi la luz de Sorolla, la paleta tan rica en colores de Monet… y aquello despertó en mi un sentimiento jamás sentido. Era música, era poesía, era Serrat… Gracias Joan Manuel Serrat. Gracias a ti conocí a Machado, a Miguel Hernández, a Luis Felipe y a tantos otros.

Tengo tres nietos, Enzo, Teo y una princesita que se llama Naia.

En cuanto a mi compañera de toda la vida, Esperanza. Ella tenía 15 años y yo 17.

Y mis hijos, Héctor y Mario.

Ya sabéis lo que son los abuelos, que durante un tiempo se encuentran en otro escalafón, en el que también está mi hermana, María del Prado.

Y mis dos nuevas hijas, Susana y Soraya, madres de mis nietos.

Y por si sirve de algún interés, fui Alcalde de La Adrada entre los años 1978 y 1991.

En cuanto a mis cuadros, algunos los he vendido, otros los regalé a mis amigos y familiares. Algunos están expuestos en la Pastelería Mainha, los cuales voy cambiando de vez en cuando, y el resto en mi casa.

Olivar con el Castillo al fondo

Composición del Valle del Tiétar

Rincón en la dehesa de Piedralaves

Campo de Fresnedilla con Casavieja al fondo

Plaza de La Adrada, años 70

Puente Mocha, años 50

 

Cruzando el Tiétar por La Iglesuela

Jarrón equilibrista

 


Alfarero Ortega en su taller

Autoretrato

En «las juntas» de paseo

A caballo en la noche

Atentado en Siria

Pastor en la pradera del Orejúo

El vaho de Piedralaves visto desde La Adrada

 


Mi hijo y mi nieto Enzo ¿esperando?

 

Plaza y Calle Larga

Pradera de Navalagrulla

 

Toros al anochecer en La Iglesuela

 

Encierro en Sevilla, año 1897

Mi madre

Copiando a Goya

Alegoría mitológica. Enea en el Hades

Mi nieto Teo y su madre

El prado del bosque, años 60

La Adrada, años 60

Prado de La Adrada

Vista desde la urbanización Ana, a principios de los 70
Visto 2.042 veces.