Paisajes

Comienza el día despertándote con la fresca brisa de la mañana entre cantos de pájaros en el ambiente rural tranquilo y relajado de este pequeño gran pueblo de La Adrada, que se caracteriza por un rico entorno natural de verdes llanuras, angostas gargantas con pequeñas cascadas, y pozas de agua cristalina.

Recorre sus caminos, sus impresionantes praderas y senderos, que nos pueden llevar a hermosas chorreras de agua como las del Charco de la Hoya o la Yega; lugares estupendos para realizar caminatas y paseos.

Los densos bosques de pinos, robles, castaños, sauces, alisos, y sus inmensas praderas, son ideales para las excursiones, en las que a pie o en bicicleta, también podremos contemplar ejemplares de grulla y cigüeña blanca. Todo ello constituye para la vista un bello espectáculo de flora y fauna.

En nuestro transitar podremos respirar aire puro, tomar el sol en invierno y en verano, escuchar el borboteo del agua en los regatos, deleitarnos con los colores verdes, amarillos y ocres de sus bosques, saborear entre finales de agosto y principios de septiembre algún fruto de sus higueras, e incluso refrescarnos cuando hace buen tiempo en alguna de sus gargantas.

Y si sabemos disfrutar del paisaje, del silencio y de los sonidos que la naturaleza nos brinda, nuestra mente sin duda se relajará.

Visto 1.523 veces.