Seleccionar página

La Audiencia condena en firme al alcalde de La Adrada por prevaricar

Juan José Tomás Esteban deberá cesar en su puesto de inmediato, en cumplimiento de la pena impuesta de 9 años y 3 meses de inhabilitación especial para todo cargo público
Recorte de prensa
Fuente: El Diario de Ávila

La Audiencia Provincial de Ávila ha desestimado los recursos de apelación interpuestos contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal de Ávila el 31 de mayo del pasado año, confirmando esta en todos sus extremos.
Contra esta sentencia de la Audiencia Provincial no cabe recurso ordinario alguno, por lo que se hace firme desde el momento de su publicación.
El fallo de la sentencia de la Audiencia Provincial se fundamenta en que, como consecuencia de los acuerdos arbitrarios efectuados por los ahora condenados en contra de los derechos económicos de Isabel Llanes Aventín, “y otros más, derivados de la relación funcionarial de la denunciante con los acusados, aquella ha sufrido episodios de angustia, estrés, disgustos y sinsabores”.
Los magistrados de la Audiencia Provincial de Ávila aceptan los hechos declarados probados en la sentencia del Juzgado de lo Penal que, en resumidas cuentas, hacen referencia a la prohibición de incorporarse la denunciante a su plaza de secretaria del Ayuntamiento en la fecha en que tenía derecho a ello, sin que le fuera abonado el salario correspondiente al período de inactividad laboral impuesta de forma arbitraria.
Del mismo modo, y con la intención de que Isabel Llanes abandonara definitivamente su plaza de secretaria en el Ayuntamiento de La Adrada, ambos acusados, en plena conciencia de su ilegalidad, promovieron el acuerdo de que se redujera a aquella el complemento de productividad y después se le suprimiera prácticamente el complemento específico, sin motivación razonable y arbitrariamente.
La Audiencia Provincial también acepta como hecho probado el establecimiento de una jornada laboral para Isabel Llanes discriminatoria con respecto al resto de los funcionarios.
En los fundamentos jurídicos, los magistrados consideran probado que cuando los señores Cacho y Tomás fueron alcaldes o concejales del Ayuntamiento de La Adrada adoptaron resoluciones contrarias a derecho, injustas, de una ilegalidad flagrante y dictadas de modo continuado, “y por ello se les castigará como autores de un delito continuado con la pena señalada para la infracción más grave, que se impondrá en su mitad superior”.
El letrado de la acusación particular que representaba a Isabel Llanes Aventín, el abulense Pedro Pablo Gómez Albarrán, se mostró satisfecho con el fallo de la Audiencia Provincial, aunque esta instancia no apreciara los delitos continuados de coacciones, injurias y contra la integridad moral, también imputados.

Visto 143 veces