Seleccionar página

Los concejales del PSOE y una edil del PP apoyan la petición del indulto
Recorte de prensa
Fuente: El Diario de Ávila

El alcalde de La Adrada, tras ser condenado a nueve años y tres meses de inhabilitación para ejercer ningún cargo publico por prevaricación, presenta una solicitud de indulto.
Los cinco concejales del Partido Socialista y una edil del Partido Popular consideran que «la ejecución de la pena causaría perjuicios irreparables al condenado».
El alcalde de La Adrada, Juan José Tomás, ha solicitado, ante el ministro de Justicia, el indulto de la pena a la que ha sido condenado al estar acusado de un delito continuado de prevaricación administrativa que consiste en la inhabilitación para ejercer cualquier cargo publico en un periodo de nueve años y tres meses y al abono, en concepto de daños morales, de la suma de 6.000 euros.
A la solicitud de este indulto se adhieren los cinco concejales del propio partido del alcalde, del PSOE: Hilario Gabriel Ruda, Amelia Marrupe de Paz, Hortensia Martínez López, Luis Jonás Vegas Velasco, Mariano Domínguez Jiménez, y la edil del PP Eva López Luengo, y funcionarios del Consistorio, y se muestra opuesto a la solicitud del indulto el APLA, como pone de manifiesto su portavoz, Benigno López Gutiérrez.
Según la solicitud remitida por el abogado del alcalde de La Adrada basan su petición en que «la sentencia condenatoria indica que desde antes de que nuestro defendido pasase a ocupar cargo de alcalde « comenzó a fraguarse y desarrollarse una situación de agria desavenencia y desencuentro personal y profesional entre aquellos ediles hoy acusado y la entonces Secretaria titular de dicho Ayuntamiento» y continua manifestando la solicitud «entendiéndose bien que no se pretenden justificar las conductas por las que finalmente ha resultado condenado nuestro defendido, pero la especial relación entre las partes si debería facilitar la compresión y entendimiento de ese proceder ilegal o al menos suscitar la duda razonable en cuando a la motivación de las conductas penadas».
También explica el abogado defensor del condenado en la solicitud que «con absoluto respeto para la ofendida por el delito, ciertamente entendemos que las circunstancias personales y el propio comportamiento de aquella deben ser consideradas ahora a los efectos de sopesar y comprender la conducta del condenado, valorando que, si bien el proceder de éste no se ajustó a derecho, no tenía por fin causar un perjuicio a ofendida, sino dar respuesta, como ya hemos indicado, a unas conductas y comportamientos que no se estimaban correctos.
En la solicitud del indulto también solicitan que se tenga en cuenta que «los hechos por los que ha resultado condenado nuestro patrocinado, se enmarcan en un enfrentamiento puramente político, debiendo destacar igualmente que la mayor parte de las decisiones que se han estimado como constitutivas de un delito de prevaricación, fueron adoptadas por un órgano colegiado y, en particular, por la mayoría de los concejales del Ayuntamiento, aun a pesar de pertenecer a distintos grupos políticos». También recuerdan y acreditan con un documento del secretario del Ayuntamiento que fue elegido como alcalde por mayoría absoluta en las elecciones municipales del 25 de mayo de 2003 cuando ya se había iniciado el procedimiento penal contra Juan José Tomás. Lo que interpretan como que « a pesar de los hechos acaecidos y por los que ha sido condenado, goza del apoyo y confianza mayoritaria de la población perteneciente a su municipio» y continúan « en consecuencia, de no conceder la gracia pretendida, creemos se estaría vulnerando la voluntad popular soberana».
También alegan para que se conceda el indulto que «siendo una de las finalidades de la pena la reinserción del penado, es palmaria que en el presente caso esta reinserción se ha producido ya». Al mismo tiempo, expone que el alcalde «vive con una permanente incertidumbre, puesto que si el órgano sentenciador acuerda la ejecución de la pena esta causaría perjuicios irreparables en la trayectoria rehabilitadora de Don Juan José Tomas Esteban»
PSOE. El secretario de Organización del PSOE de Ávila, José María Burgos ha manifestado que la próxima semana se llevará a cabo una reunión en Ávila con los concejales del Partido Socialista de La Adrada y con miembros de la ejecutiva federal del partido para diseñar las pautas a seguir en un futuro próximo en la localidad del Alto Tiétar después de que se produzca el cese de las funciones del alcalde condenado, Juan José Tomás.
El APLA se opone a la solicitud de gracia para el alcalde.
El concejal del APLA, Benigno López ha remitido una solicitud al ministro de Justicia para manifestar la oposición de su grupo municipal, compuesto por dos concejales, a la solicitud del indulto de la condena del alcalde de La Adrada, Juan José Tomás.
Entre las consideraciones que expone, manifiesta sobre la solicitud del indulto que «el escrito esta lleno de insidias y falsedades y retuerce y manipula los hechos» y que el alcalde aparece como «víctima». Sobre la concejala del PP que se adhiere a la solicitud manifiesta que « fue designada vocal de la Mancomunidad de Servicios del Alto Tiétar en representaci6n del Ayuntamiento de La Adrada como representante del PP, propuesta del condenado y con los votos favorables de los seis concejales del PSOE y el de la interesada y con los votos en contra de sus compañeros de partido» y prosigue «dos días más tarde de la designaci6n, esta concejala era aupada a la Presidencia de la Mancomunidad también con los votos favorables de los vocales del PSOE y de ella misma».
Además explica que «ha sido el primer presidente para el que la Mancomunidad ha habilitado en el presupuesto general de la entidad, con el apoyo del señor Tomás Esteban, una partida de 500.000 pesetas para compensar el tiempo que dedique al des empeño del cargo, lo cual no ha sucedido en los 15 años anteriores de existencia de la Mancomunidad».
Juán José Tomás espera seguir ocupando el cargo de alcalde.
El alcalde de La Adrada, Juan José Tomás explica que seguirá ocupando el cargo que ostenta en la actualidad hasta que se den por concluidas las vías jurídicas abiertas en la actualidad, ya que según sus palabras si se ejecuta la sentencia y después prospera la petición del indulto o el recurso de amparo presentado ante el Tribunal Constitucional «quien me resarciría entonces», pregunta y continua diciendo «la lógica y el buen criterio sería esperar hasta que los órganos se manifiesten y den a conocer su criterio».
El alcalde ha recordado que se ha solicitado recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional porque cree que «se ha vulnerado su derecho a la tutela judicial efectiva que recoge el artículo 24,1» y que si abandona el puesto en estas condiciones sin que se haya pronunciado el Tribunal Constitucional «se produciría un daño irreversible para el pueblo y para mi».
También considera «lógico esperar» hasta conocer como se resuelve la petición del indulto presentada el pasado 26 de febrero ante el ministerio de Justicia, una petición de indulto que ha sido apoyada por los concejales socialistas y una edil popular.
El alcalde se defiende manifestando que «se me imputan cargos que no puedo haber cometido, por ejemplo yo no puedo poner obstáculos a un cambio de destino». También considera «absurdo» que si no se han producido daños morales se vea obligado a pagar 6.000 euros. Considera que esta situación se produce porque hay «ciudadanos de primera y de segunda», según su punto de vista.
Sobre la sentencia también explica que en este momento «no la tengo notificada». Se refiere a la sentencia por la que se le condena a la inhabilitación para ocupar cualquier cargo público durante un período de nueve años y tres meses al haber sido condenado como responsable de un delito de prevaricación.

Visto 72 veces.
Volver