No, al trasvase del río Alberche
El Gobierno descarta el trasvase del Alberche para abastecer al Alto Tiétar
La solución que se contempla es la de recrecer la Presa de Los Morales a través de tuberías que conducirían el agua desde las gargantas de Los Hornillos, Charco de la Hoya, Santa María y Pajarero
Recorte de prensa
Fuente: Ávila Digital

Las obras para abastecer al Alto Tiétar comenzarán en 2007, según anunció ayer el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo, José María Macías, que descartó el trasvase desde el río Alberche.
“Si podemos acelerarlo, lo haremos, pero está sujeto a unos plazos administrativos que son inevitables”, aseguró Macias tras una reunión con el subdelegado del Gobierno en Ávila, César Martín Montero, en la que también se trató la depuración de la cuenca del Alberche, que comenzará a ejecutarse en el mes de junio.
Frente al proyecto de trasvase del Alberche del PP, el Ministerio de Medio Ambiente está estudiando recrecer la Presa de Los Morales de La Adrada a través de tuberías que conducirían el agua desde las gargantas de Los Hornillos, Charco de la Hoya, Santa María y Pajarero. Desde el embalse, el agua se trataría en la ETAP construida junto a la presa y se conduciría a través de una segunda tubería paralela hata los depósitos de todos los pueblos afectados.
Según Macías, “el agua de estas gargantas tiene mejor calidad que la del Alberche” y permitiría ahorrar costes de explotación a los municipios, así como paliar la escasez de agua con mayor celeridad.
Canalización desde el Charco del Cura
La otra solución que se baraja es la impulsión con toma en el embalse del Charco del Cura a un depósito de cabecera, una conducción a una ETAP y un depósito de agua tratada, desde donde se distribuiría a todas las localidades.
Las obras saldrán a información pública en dos meses, cuando se termine de redactar el proyecto, de manera que la tramitación de los expedientes se inicien antes de que acabe el año. “Nos encontramos un acuerdo firmado sobre el que no se había avanzado nada y en el que lo único que había era un compromiso firmado”, indicó Macías.
A través de esta actuación se pretende garantizar el suministro de agua potable a 149.000 habitantes de Cebreros, El Tiemblo, Navahondilla, Casillas, Santa María del Tiétar, Sotillo de la Adrada, Higuera de las Dueñas, Fresnedilla y La Adrada. En una segunda fase se incluirían también Piedralaves, Casavieja, Mijares, Gavilanes, Pedro Bernardo y Lanzahíta.
La Confederación Hidrográfica del Tajo pagaría el 85 por ciento del coste de las obras con aportaciones procedentes del Fondo de Cohesión de la Unión Europea, mientras que la Junta de Castilla y León aportará el 15 por ciento restante.

Total de visitas: 74