La Adrada, como otras muchas localidades de la península ha aparecido hoy cubierta de nieve, hecho que para muchos supone un quebradero de cabeza por los problemas de tráfico, y para otros es un motivo de alegría, por poder disfrutar con la nieve, o simplemente para quedarse en casa observando el paisaje desde la ventana junto a un café calentito y una chimenea encendida.
La fotos de esta misma mañana que gentilmente nos ha enviado Ramón nos van a servir también para desear a todos los visitantes de esta web una feliz Navidad.

Fotografías: Ramón Bardenas.

Total de visitas: 290