Es complicado conocer con exactitud el origen etimológico de “La Adrada”, por lo que se barajan varias hipótesis relacionadas con antiguos pobladores o características de la orografía. Las teorías más aceptadas se muestran a continuación:

  • La Adrada, “apartada” o “alejada” de otros núcleos de población.
    Fuente: Documentos para la Historia del Valle del Tiétar (Dra. Dña. Mª Jesús Torquemada Sánchez y Dr. D. Gonzalo Cerrillo Cruz)

El Diccionario de la Real Academia otorga al vocablo la significación de «arredrada», «apartada» o alejada de otros núcleos de población. Según otra teoría que circula popularmente, La Adrada procedería de «la yedrada», por haber sido en este lugar muy abundante este tipo de vegetación. Una tercera hipótesis es la señalada por Pedro Anta, para quien ese nombre tendría su origen en el árabe «ad rada».

  • La Adrada, forma sincopada de “arredrada”(salteada o retirada).
    Por gentileza de Javier Cabezaolías Pindado. 

Etimológicamente parece provenir del árabe “dâr” (dar vueltas, circular) o “dáur” que significa “turno” o “vez” en el mismo sentido de “adra” o contribución que se reparte entre un vecindario para “adrar” o repartir las aguas de riego.

  • La Adrada, “apartada o arredrada”
    Por gentileza de José María Santamaría García (Licenciado en Geografía e Historia)

El nombre de la población es objeto de controversia. Algunos (como Oliver Asín) afirman que procede del nombre de una tribu beréber, para otros es una derivación de “apartada o arredrada” (Semblanza histórica de La Adrada).

Share on Facebook32Tweet about this on Twitter0Email this to someone