La presa pequeña

Era una presa de riego, habilitada para bañarse y así aplacar de alguna manera los rigores del verano.

Estaba, y está, situada por debajo del puente del Martinete, y tuvo su esplendor allá por los años 60 y principios de los 70.

De su importancia da cuenta el hecho de que llegó a contar incluso con 2 kioscos, dónde los bañistas acudían a refrescarse por dentro, despues de refrescarse en la presa por fuera, y dónde se daban comidas y cenas.

Compartía protagonismo con su hermana mayor “La presa grande”, que es la que hoy todos conocemos como la Pinara, inmersa en un paisaje de notable belleza con muchos árboles alrededor y uno de los sitios más fresquitos en La Adrada para poner a remojo los calores estivales.


 La Pinara. Postal de los años 60

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Email this to someone