La Adrada

Eusebio Sotelo, fue el cestero oficial del pueblo, sus piezas fabricadas con el mimbre recogido en las orillas de los arroyos de La Adrada, eran muy apreciadas también en los pueblos cercanos del Valle del Tiétar.

Fabricaba cestos que se usaban para la recogida de frutas y legumbres, sillas, sillones, serones, cubiertas para garrafas de vino y aceite, etc.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Tumblr0Email this to someone