La cocina creativa, los platos típicos de las tierras castellanas y algunas delicias más, conforman la oferta gastronómica de esta villa.

La gastronomía es un referente más de la personalidad de este pueblo. Su cultura gastronómica aporta la riqueza de quienes cuidan y saben valorar su patrimonio gastronómico con diversidad de platos arraigados en la cocina tradicional abulense que se caracteriza por la calidad y autenticidad de sus ingredientes entre los que se encuentran:

    • El gazpacho veraniego elaborado con productos de las huertas del Valle del Tiétar.
    • El extraordinario queso Montenebro, elaborado en la quesería artesanal Valle del Tiétar de La Adrada.
    • La tradicional y confortable sopa castellana, una de la sopas más simples y sabrosas, heredada de las costumbres de los pastores castellanos.
    • Las judías con chorizo, elaboradas con las famosas legumbres del Barco de Ávila.
    • Las patatas revolconas, patatas cocidas desmenuzadas, mezcladas con pimentón y torreznos fritos, humildes pero muy apreciadas en forma de tapa o ración.
    • Las truchas de las corrientes de la sierra de Gredos y de los ríos del Valle.
    • El cochinillo, plato típico de Castilla y León.
    • Y naturalmente el riquísimo chuletón de “Ternera Avileña”, carne tierna y jugosa que goza de denominación de origen, que se puede acompañar con patatas o ensalada elaborada con productos de las huertas del valle.
    •  

      Continuar…

Total de visitas: 411