Fallece un miembro de una cuadrilla en un incendio intencionado que ya ha quemado 500 hectáreas en Casavieja.
Recorte de prensa
Fuente: El Diario de Ávila

Un miembro de una cuadrilla de la lucha contra incendios falleció ayer en la localidad abulense de Casavieja al ser golpeado en un desprendimiento de rocas mientras trabajaba en las labores de extinción de un fuego que arrasa desde las 13,55 horas de ayer esta comarca del sur de Ávila -y que al cierre de esta edición continuaba activo-, que ha quemado ya 500 hectáreas de superficie forestal, fundamentalmente pinar. La virulencia del incendio obligó a activar el nivel 2 del plan de emergencia, según informaron fuentes de la Junta de Castilla y León.
El siniestro, al parecer intencionado, comenzó a las 13,55 horas en la localidad de Casavieja con tres focos. Dos horas después, la Junta se vio obligada a declarar el nivel 2 de emergencia ante la proximidad de las llamas a la vecina localidad de Mijares y a una gasolinera cercana, que hizo pensar en la posibilidad de evacuar el pueblo. Sin embargo, a media tarde, los servicios de extinción lograron atajar este frente que, aunque continúa activo, ya no amenaza localidad alguna. No obstante, la Delegación territorial mantiene el nivel 2 de alerta.
Además, un centenar de niños de una granja escuela cercana fueron desalojados como medida de precaución por el intenso humo de la zona, si bien las llamas nunca llegaron a amenazar las instalaciones.
El operario fallecido, Javier Tirado, de 29 años de edad, era natural de la localidad sevillana de Villaverde del Río y pertenecía a una cuadrilla helitransportada destinada en la base de la Iglesuela (Toledo). La citada cuadrilla pertenecía a la empresa Eimforl, contratada por el Ministerio de Medio Ambiente para labores de extinción de incendios forestales.
El accidente se produjo como consecuencia del desprendimiento de unas rocas en una de las laderas donde Javier Tirado se encontraba trabajando. Su cuerpo fue trasladado a la localidad de Casavieja y, desde allí, hasta el Instituto Anatómico Forense de Ávila, donde se le practicará la autopsia.
Operativo. El operativo que trabaja en las tareas de extinción está compuesto por ocho helicópteros, cuatro hidroaviones, veinte autobombas, dieciséis cuadrillas de tierra, cuatro bulldozer, seis cuadrillas helitransportadas, tres técnicos y trece agentes medioambientales, si bien, la Junta informa de que los medios aéreos irán retirándose a medida que se vaya ocultando el sol. El resto del operativo continuará trabajando durante toda la noche. Hasta Casavieja se desplazaron tanto el consejero de Medio Ambiente, Carlos Fernández Carriedo, y el delegado del Gobierno, Miguel Alejo, mientras que el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera podría visitar la localidad hoy domingo.
En este sentido, el delegado del Gobierno, Miguel Alejo, expresó su «solidaridad y sentimiento» hacia la familia del joven fallecido y destacó «su trabajo, anegación y sacrificio». Igualmente, mostró sus condolencias por la muerte de un piloto accidentado en Orense.
Durante su visita a la localidad afectada por el siniestro, el delegado del Gobierno confirmó que todos los indicios apuntan a que el origen del fuego fue intencionado e hizo un llamamiento a la población «para que tenga especial cuidado para prevenir y no tener que actuar y sufrir las consecuencias, como las sufre ahora la familia de este trabajador».

Total de visitas: 197