Francisco de Pedraza confía en que «ya estamos trabajando para arreglar el problema» y en que «en un corto plazo de tiempo» el agua corriente vuelva a ser apta para el consumo
Recorte de prensa.
Fuente: El Diario de Ávila

El regidor de La Adrada, Francisco de Pedraza, culpó ayer a la Confederación Hidrográfica del Tajo, al ministerio de Medio Ambiente y «al gobierno de Zapatero» de la restricción de consumo de agua para el consumo humano y la manipulación de alimentos que sufre el municipio. De Pedraza aseguró que «no cumplen las leyes aprobadas desde el 2002 y no llevan a efecto el Plan Hidrológico Nacional», lo que repercute en «que padezcamos la escasez de agua y la falta de calidad».
El Ayuntamiento desaconsejó el lunes el consumo del agua corriente en un bando después de que la empresa que gestiona el servicio de agua en la localidad, Aqualia, emitiera un informe sobre los posibles niveles que recomiendan no beber este líquido, algo que se ratificó «después de que Sanidad realizara un análisis», aunque «todavía no tenemos la analítica», aclaró de Pedraza.
El agua que actualmente circula por las tubería de la localidad «no reúne las condiciones suficientes», algo que «no sabemos a qué se debe», aunque «trabajamos para solucionar el problema». El alcalde considera que «puede deberse a que estamos tomando agua de nuevos manantiales para poder abastecernos»; dicho agua «no se utiliza habitualmente y salen impurezas». Reconoció que «tenemos bastante escasez y trabajamos para abastecer a la población siempre y cuando se consuma con moderación». También aclaró que la situación que viven «la hemos puesto en conocimiento a quien corresponde y estamos tomando medidas».

En relación a la construcción de un depósito en La Adrada y otro en Casavieja, parte del proyecto del gobierno Central para solucionar los problemas de abastecimiento del Alto Tiétar, aseguró que «fue licitado hace algo más de un mes pero no hemos recibido ninguna notificación de su adjudicación o de cualquier otro asunto relacionado».
El citado proyecto incluiría además la realización de conducciones desde las gargantas del Tiétar a la presa de Los Morales, el recrecimiento de la presa de Los Morales y del bombeo del agua hasta los depósitos de Casavieja y La Adrada. Desde los Ayuntamientos del Alto Tiétar se ha criticado la decisión de revocar las obras previstas en el Plan Hidrológico Nacional aprobado durante la presidencia de José María Aznar con las que se pretendía solventar dicho problema que el actual Gobierno asegura que estará resuelto en 2010.
El PSOE pide que el alcalde informe a Diputación para que active sus protocolos
El portavoz del PSOE de La Adrada, Ramón Cabañas, exigió ayer al alcalde de la localidad adradense «que se ponga en contacto con Diputación Provincial para pedir que se empiecen a suministrar botellas de agua de forma gratuita a los vecinos ya que de momento tenemos que comprarla en el supermercado» y aseguró que «que existe un protocolo de actuación en estos casos» para cuya activación «debe ser el alcalde el que informe a Diputación de la situación y solicite la inclusión en los protocolos para recibir agua embotellada», bien por medio de camiones cisterna o camiones que trasladen agua embotellada.
Cabañas aseguró que «hace ya tiempo que los ediles del partido socialista vienen solicitando actuaciones encaminadas a mejorar el abastecimiento en la localidad sin que el equipo de gobierno actúe, incumpliendo incluso algunos acuerdos de Pleno al respecto». Además, «la capacidad de la potabilizadora no responde a las necesidades reales y se queda obsoleta, con más intensidad en épocas vacacionales cuando la población de La Adrada puede hasta triplicarse. Así, en este momento, la turbidez del agua, su color, olor y sabor han desaconsejado su uso».
El portavoz del PSOE en La Adrada, por último, manifestó que «la falta de iniciativa y de preocupación por los problemas y las necesidades del pueblo por parte del alcalde, nos ha llevado a este punto».

Total de visitas: 74